Inicio Blog
La revolución del foco convencional

La revolución del foco convencional

La revolucin del foco convencional

Hay ocasiones en que nos podemos preguntar: ¿Qué haría el ser humano sin la luz eléctrica? Hay muchos países que no conocen esas palabras, sin embargos y miles más que ya no son capaces de vivir sin ellas.

 

Con el tiempo se han ido mejorando muchos aparatados electrónicos que reducen su uso de energía, por ejemplo; el foco o bombilla. Que durante años ha ido modificando para hacer reducir su uso de energía, los llamados “focos ahorradores”, que, si bien es cierto, gracias a su duración de casi 10,000 horas, han sido de gran ayuda para reducir la contaminación. Sin embargo, aun así, la contaminación sigue siendo inminente, pues al terminar su vida útil son desechados. ¿Y cuál es el problema? Que esto focos contienen entre 5 y 20 miligramos de mercurio cuyo vapor, al ser liberado cuando se rompen en una habitación o en el traslado a los basureros, representa una amenaza a la salud del ser humano y contaminan el ambiente. ¡Ahora imaginan cientos de estos focos esparcidos en tiraderos!

 

A este gran problema ha intervenido el diseñador Tien-Ho-Hsu, quien ha reinventado el foco común para convertirlo en uno totalmente hecho de papel reciclado.

 

Eco-Light es el nombre de este fabuloso invento, el cual está diseñado para ser más ecológico que lo actuales focos de luz.

 

Se trata de un foco de papel completamente reciclable que funciona con energía eléctrica común y ofrece novedosas posibilidades, pues además de ser reutilizable no requiere de empaques para su comercialización dada la resistencia de su diseño.

 

El foco viene originalmente plegado para su venta de forma que, cuando el usuario quiere instalarlo, sólo separa una de las partes, ensambla el dispositivo y lo atornilla en la toma de corriente eléctrica. ¡Así de fácil!

 

Además, cuando los eco light terminan su vida útil no requieren ser llevados a un lugar especial de reciclaje específico, pues están hechos con materiales convencionales que pueden ser procesados por prácticamente cualquier planta.

 

Revolucionario por donde lo vea, este nuevo invento podría ser la clave para solucionar diferentes problemas ecológicos relacionados con los obsoletos focos convencionales de vidrío.

 

Ahora sólo falta esperar que se le dé la atención y el apoyo que este invento verde se merece y que todos y todas estén dispuestos a aportar un granito de arena el planeta con algo tan sencillo como… cambiar un foco.